Sí, el Congreso avasalla – Reafirmamos hoy, lo que ayer dijimos: El Congreso del Estado, contra Leyva Mena.

Sí, el Congreso avasalla – Reafirmamos hoy, lo que ayer dijimos: El Congreso del Estado, contra Leyva Mena.

mayo 9, 2018 Off By RojiCorp

 

Por segunda ocasión, la actual legislatura del Estado de Guerrero, negó al Presidente Municipal de Chilpancingo, su decisión de reincorporarse al encargo en el que pidió licencia, aduciendo que ha dado cumplimiento a lo ordenado por la Sala Regional ciudad de México del Poder Judicial de la federación.

Inusitadamente, aun cuando la legislatura únicamente sesiona los martes y jueves, el lunes 7 de este mes se avocó principalmente a tratar el caso de Marco Antonio Leyva Mena, al destinar tres horas y media, para resolver en ese sentido, adjuntando encabezados de notas periodísticas respecto a las críticas de su desempeño como primer edil capitalino; aun cuando tiene el equipo de asesores más caros de la entidad, no aprovecharon para entender que las notas periodísticas, aun ratificadas, están sujetas a demostrar las afirmaciones publicadas.

Únicamente el voto en contra fue de María de Jesús Cisneros Martínez, diputada de Morena, voz disidente pero acertada, al decir que el dictamen nugatorio va rumbo al desacato; puesto que si dicho edil hizo malversación de fondos, detectados por la Auditoria Superior del Estado, lo indicado era que se procediera al juicio político y actuar en consecuencia, y no pactar su impunidad.

En efecto, aun cuando la instancia electoral federal, no indicó el sentido en que debía emitirse esa nueva resolución, solo que fuese fundado y motivado; es risible entonces que los argumentos de la diputada Silvia Romero, quien dio lectura al Dictamen, se basan entre otras cuestiones subjetivas, que la restricción que los diputados aprobaron al negarle regresar al cargo, es un “mal menor frente al escenario de desgobierno del municipio, y alta conflictividad frente al proceso electoral en marcha que podría desestabilizar la gobernabilidad de la capital del Estado”. Luego, con esas conjeturas que prejuzgan sobre hechos no ocurridos, tuercen el supuesto fundamento que apoya dicho acuerdo.

Por tanto, se incumplió con lo ordenado en la citada resolución, toda vez que ningún argumento será válido, si el dictamen actual aprobado conlleva la insistencia de que, únicamente se acató la decisión planteada inicialmente por el solicitante, es decir, se le concedió una licencia por el resto de su mandato, sin entender que ese encargo para el que fue electo es irrenunciable por el tiempo de tres años; por ende, el Congreso debió evitar que en breve el Trife le ordene categóricamente cumplir la petición de quien ha optado reincorporarse a ese mandato constitucional, porque la Ley en un Estado de Derecho, no se discute ¡Se acata!.

Opinión ciudadana

RM