Más lastre en la campaña de Meade.

Más lastre en la campaña de Meade.

mayo 12, 2018 Off By RojiCorp

En el equipo de campaña de José Antonio Meade, aún no se digiere el resultado del debate de los candidatos a la Presidencia de México, donde el abanderado del PRI viene aun en descenso, cuando nuevos hechos tienden involuntariamente a arrastrarlo.

Si bien Enrique Ochoa Reza arribó como Presidente del partido sin realizarse la convención que sus Estatutos señalan para esa finalidad, el relevo de René Juárez Cisneros se hizo bajo las mismas circunstancias, en donde inclusive, sin mayor explicación solo fue ese espacio, sin que hasta el momento se mencione si lo acompañará el mismo equipo que tenía su antecesor, lo que también ya ocasionó incomodidad entre su militancia.

Como es sabido, Ochoa Reza no tenía el perfil para ese encargo, lo que motivó la molestia partidaria, sobre todo de aquellos que por trayectoria creían ser merecedores a dicha posición, generando el encono que ni el mismo Presidente Enrique Peña Nieto pudo apaciguar los ánimos; tampoco rectificó las formas, pues siendo el principal militante, reiteró el procedimiento con el actual dirigente, sin necesidad de que estuviera presente.

Así, entre el círculo cercano del partido, se comenta que el nuevo dirigente no trae buenas prendas de su periodo como gobernador de Guerrero, de lo cual algunos medios han dado cuenta; tampoco hizo un papel destacado como subsecretario de gobernación de donde procede.

Aun cuando al interior dicen que es bueno en el micrófono, la verborrea que caracteriza a René Juárez ya apareció; en su toma de protesta al señalar que trabajará en unidad con Aurelio Nuño, indicó “…a partir de ahora, el partido y el grupo de campaña son dos rieles de una misma vía…”; pero le faltó aclarar que ambos son de metales diferentes, ya que de sobra es conocido que el ex secretario de educación, su altivez y arrogancia ha ocasionado que al ir en ese riel, se conduzca de manera no muy paralela y con una rigidez hermética que hasta el momento no se sabe de su desempeño.

Aún más, Juárez Cisneros de manera irreflexiva lanzó un búmeran, al decir “…la ambición desmedida por el poder ciega a algunos y los priístas no quieren un país hecho pedazos…”; frase que evidentemente encuadra más al partido que ahora preside, porque ha sido este quien ha llevado a México al desastre en que se encuentra.

Por si fuera poco, a esos plomos que pesan de manera negativa en la embarcación tricolor a la deriva, se suma lo dicho por Peña Nieto el nueve del presente mes, al indicar que los ciudadanos al momento de decidir su voto, deben hacerlo de manera pensante, y no con las viceras. Lo que se traduce en lo siguiente:

Aun cuando EPN aclaró que no lo decía por nadie en especial (que en el caso sería el puntero Manuel López Obrador), si el ciudadano toma en cuenta cualquiera de esas dos opciones, al PRI no le irá bien.

En lo primero, porque la memoria permitirá recordar las corrupciones y complicidades de altos militantes en cargos públicos y de elección, algunos prófugos, otros presos, y los menos en vía de extradición; aunado a las desviaciones de recursos en dependencias de la actual administración, en cuyos hechos Peña no escapa del escrutinio público.

En lo segundo, es imposible que no se actúe de manera visceral, pues esas referencias de los gobiernos del partido que representa, han sido la principal causa de los reclamos y expresiones sociales, que precisamente ha motivado a que Meade no remonte en las encuestas.

Aunado, Meade en su desesperación, el día de las madres demagógicamente anunció que de llegar a Presidente, entregará a todas las mamás $1,200.00 pesos mensuales; lo cual no tuvo el eco deseado, porque como en todos los casos similares, no existe un control transparente del manejo total de esos apoyos, cuya opacidad oculta inmensos desvíos, tal como cuando estuvo en Sedesol y posteriormente Rosario Robles.

Así, al paso de los 48 días que faltan para la elección, en lugar de aligerar la carga, esta suma peso proveniente de la misma nave que desde el principio, dio muestras de naufragio.

 

Opinión ciudadana

 

Por Justo Cortés