Revelan datos del descubrimiento “Santo Grial de los naufragios”

Revelan datos del descubrimiento “Santo Grial de los naufragios”

mayo 23, 2018 Off By RojiCorp

El galeón San José, conocido  como el “Santo Grial de los naufragios”, que se hundió en 1708 (hace poco más de 300 años) en las costas del Caribe frente a la costa colombiana, fue encontrado en el 2015 con un gran tesoro de  oro, plata y esmeraldas, el cual  podría estar valuado  en 17 mil millones de dólares.

El WHOI (Woods Hole Oceanographic Institution), con sede en Massachusetts fue invitado a sumarse a la búsqueda por su reconocida habilidad en la exploración de aguas profundas. Así, datos desconocidos sobre el San José se dieron a conocer el lunes con la autorización de las agencias implicadas en la búsqueda, incluido el gobierno de Colombia. El Vicepresidente a cargo de instalaciones y operaciones marinas de WHOI, Rob Munier, dijo: “Lo habíamos ocultado por respeto al gobierno colombiano”.

Se utilizó un vehículo submarino autónomo REMUS 6000, el cual  había ayudado a encontrar en 2011 los restos del vuelo 447 de Air France, que cayó en 2009 a varios cientos de kilómetros de la costa de Brasil. Dicho vehículo automático descendió hasta nueve metros por encima del buque hundido para tomar fotos del naufragio.  Se tomaron varias fotografías  del naufragio, en las cuales se aprecian los delfines decorativos de los cañones del San José que fueron pieza importante para confirmar el hallazgo.

El San José  fue construido en España en 1698, ocho años después zarpó hacia Cartagena de Indias, donde fue cargado totalmente con monedas de oro, plata peruana y piedras preciosas; en 1708 comenzó el viaje de vuelta a España junto al galeón San Joaquín, pero fue atacado por barcos ingleses, tras una batalla se hundió, a pesar de contar con  62 cañones y tres mástiles.

Según WHOI su descubrimiento posee gran importancia cultural e histórica considerable para Colombia, pues proporciona información sobre la influencia de Europa en Sudamérica a principios del siglo XVIII.

La UNESCO pidió al gobierno de  Colombia que no explote comercialmente el naufragio, cuya ubicación exacta se mantiene en secreto. Además el tesoro es objeto de demandas legales de varios países.