Hombre amenaza a empleadas de establecimiento por hablar español.

Hombre amenaza a empleadas de establecimiento por hablar español.

mayo 16, 2018 Off By Jazmin

Cuando el gerente lo confrontó, el hombre redobló sus críticas.

Un hombre fue captado en video justo en el momento en que amenaza con llamar a los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) únicamente porque dos empleadas de un restaurante de comida rápida en Nueva York hablaron en español con un cliente.

“Cada persona que escucho habla español, él lo habla, ella lo está hablando. Esto es Estados Unidos”, protestó el hombre de unos 40  años luego de haber recibido su ensalada en un establecimiento de la zona media de Manhattan.

Cuando fue confrontado por el gerente, el hombre redobló sus críticas: “Sus clientes y sus empleados hablan en español al personal cuando deberían hablar en inglés. Supongo que no tienen documentos, así que mi próxima llamada es a ICE para que los expulsen de mi país”.

Ante el asombro de los clientes, el hombre añadió que esos hispanoparlantes viven de “su dinero” y de los servicios de bienestar social. Hacia el final del video, filmado el miércoles, se escucha que una mujer lo confronta y lo insulta.

Un activista y periodista de nombre Shaun King identificó este miércoles al hombre como Aaron Schlossberg, un abogado que dirige un despacho dedicado a temas de negocios y comerciales. King también reveló que Schlossberg contribuyó a la campaña presidencial de Donald Trump, según registros públicos.

Este hombre ha sido visto en grupos de simpatizantes de Trump que acuden a manifestaciones de musulmanes a fin de provocarlos, tal como consta en fotografías mostradas por King.

“Los fanáticos y supremacistas blancos como este hombre se sienten empoderados por Donald Trump. Se sienten cómodos. Nunca debemos permitir que se sientan cómodos en su odio público. Eso debe tener consecuencias”, escribió King.

Por su parte, en un mensaje en su cuenta de Twitter, el cónsul general de México en Nueva York, Diego Gómez Pickering, condenó “la diatriba racista y xenófoba” que no debía tener cabida en una de las ciudades más diversas en el mundo.