¿PORQUÉ SE NOS SUBE EL MUERTO? SIN EMBARGO EXISTE UNA EXPLICACIÓN LÓGICA.

abril 30, 2018 0 By RojiCorp

Duermes plenamente en tu cama.

De pronto, un inesperado impulso te hace despertar, pero no del todo. Eres consciente de tus pensamientos y sabes que ya no estás dormido, pero tu cuerpo no responde. Para recuperar la movilidad tienes que hacer un esfuerzo casi sobrehumano. “Se te sube el muerto”, dicen.

 

¿Acaso te suena familiar?

 

De hecho este fenómeno, en realidad, tiene un nombre llamado: parálisis del sueño. Es un trastorno que incapacita al cuerpo para moverse a voluntad, y sucede durante la transición entre el sueño y la vigilia. Puede suceder al comienzo del sueño o al despertar.

Es una conmoción angustiante: el tiempo se vuelve eterno y por momentos parece que nunca cobrarás la suficiente fuerza para mover un sólo dedo.

Hay personas que tienen experiencias incluso más intensas; sienten una fuerte opresión en el pecho, como si alguien se sentara sobre ellos y hay quienes incluso llegan a observar la silueta de alguien más junto a su cama.

Pero sin lugar a dudas existe una explicación científica: la parálisis del sueño es producto de la desincronización del cuerpo y el cerebro durante la fase de sueño profundo. Ésta última es también conocida como la fase de Movimientos Oculares Rápidos (MOR o REM por sus siglas en inglés).

El cerebro inmoviliza la mayor parte del cuerpo durante este periodo, para evitar que el individuo haga las mismas acciones que realiza de forma imaginaria durante un sueño.

Esta inhibición impide, por ejemplo, que salgamos corriendo a gran velocidad, si es que estamos soñando que nos persiguen. Es una función vital del cuerpo que evita que nos hagamos daño mientras dormimos.

La parálisis del sueño sucede como un trastorno provocado por altos niveles de cansancio y estrés. Quien lo padece va a la cama en un estado innatural de angustia, lo que hace que mente y cuerpo sigan estando alertas ante un problema o una amenaza.

Los sueños se fragmentan y el descanso no es constante, sino irregular. Esto provoca que el individuo entre y salga de la fase profunda de sueño demasiado rápido y el resultado es la temida parálisis del sueño.

Para mayor información se dice que la mayoría de la gente experimenta este tipo de parálisis por lo menos una vez en su vida, en algunos casos se presentan alucinaciones auditivas y visuales pero más dramático es que hay gente que le atribuye a algo paranormal y hasta demoniaco.

 

¿Qué hacer para evitar este fenómeno?

Para evitarlo, se recomienda descansar relajado, sin preocupaciones, pero si te llega a suceder no hay que perder la calma, pues la parálisis del sueño no representa ningún riesgo para la salud.

Para vencer la parálisis es muy útil intentar mover primero un dedo o una sola extremidad, para así poder recuperar el dominio sobre el resto del cuerpo, levantarse unos minutos de la cama y no intentar dormir de nuevo nuevamente, pues es probable que vuelva a ocurrir otro episodio de parálisis.

 

¿QUÉ OPINAS?

Y A TI ¿TE HA OCURRIDO?