Logran crear una enzima que se come el plástico

Logran crear una enzima que se come el plástico

mayo 20, 2018 Off By RojiCorp

Científicos descubrieron recientemente una cepa de bacterias capaces de secretar una enzima que degrada el plástico usado en la producción de los envases; basándose  en esto, han mejorado dicha enzima  para  que el proceso sea en menor tiempo.

A pesar que no es una solución completa para la contaminación causada por los plásticos, este avance científico  podría ayudar a obtener un  mejor  reciclado. Dado que no existe en la naturaleza ningún mecanismo competentemente eficaz para asimilar el plástico al ritmo del uso que le damos, pues se calcula   pueden pasar un mínimo de 450 años para que los polímeros que lo componen, se empiecen a desintegrarse a nivel molecular; de ahí la importancia de hallar una solución ante este problema mundial de contaminación por plásticos.

Así estudios de científicos japoneses realizados en 2016, analizaron diferentes bacterias de una planta de reciclado de botellas y descubrieron que la Ideonella sakaiensis 201-F6 era capaz de digerir (literalmente comer) el polietileno tereftalato (PET), un tipo de plástico utilizado en la fabricación de botellas. Esta cepa secreta una enzima (un tipo de proteína que acelera reacciones químicas) conocida como PETasa, la cual divide varios enlaces químicos (ésteres) del PET, dejando  moléculas más pequeñas que las bacterias pueden absorber, al usar el carbono que hay en éstas moléculas como fuente de alimento.

Como consecuencia, varios equipos están intentando descubrir cómo funciona exactamente la PETasa mediante el estudio de su estructura. En los últimos 12 meses, grupos de Corea, China y de Reino Unido, Estados Unidos y Brasil han publicado trabajos que muestran la estructura de la enzima en alta resolución y analizan sus mecanismos.

Con base al hallazgo de los científicos japoneses,   investigadores de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) y del Departamento de Energía de Estados Unidos han modificado la enzima producida por la bacterias que digieren el plástico, obteniendo una nueva molécula capaz de descomponerlo aún mejor de lo que hacía el organismo unicelular.

De acuerdo al equipo de investigadores, la enzima mutante tarda unos días en degradar el plástico, un tiempo que podría ser incluso menor si se logra  producir a gran escala. Por lo que, están trabajando ahora en la mejora de la enzima para permitir su uso industrial para descomponer los plásticos en poco tiempo.