Negarán ingreso a la Central de Abastos a personas con gorra y capuchas.

Negarán ingreso a la Central de Abastos a personas con gorra y capuchas.

mayo 9, 2018 Off By Jazmin

El Jefe de Gobierno interino, José Ramón Amieva, dio a conocer que se reforzará la seguridad pública y que solo podrán trabajar los carretilleros debidamente identificados.

A partir de esta semana, el gobierno capitalino negará el acceso a la Central de Abasto (CEDA) a las personas que vistan gorra o capucha de sudadera. Dicha medida de seguridad anunciada por el jefe de gobierno interino después del homicidio de una policía el domingo pasado.

A las personas que porten gorra o capucha se les pedirá quitársela y voltear a la cámara de vigilancia para registrar su rostro con una fotografía; si se niegan no podrán ingresar a la CEDA. Además, si después de su acceso vuelven a portar la gorra, un policía se les acercará para insistir en que no la usen o de lo contrario les pedirán que salgan del lugar.

No buscan estigmatizar a nadie, pero se han percatado que la mayoría de los delitos que suceden en este lugar, incluido el asesinato de la mujer policía, fueron realizados por personas que usaban gorra, de acuerdo con el jefe de gobierno.

“Le haremos llegar la adopción de estas medidas a la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad. De ninguna manera va a existir un uso de la fuerza para obligar a alguien que vea o que haga esto. Simplemente se le va a ser una invitación y la persona que no lo haga no va a poder ingresar”, explicó.

Iván Flores, un trabajador en una bodega de cebollas en CEDA, comentó que esta medida no es la solución para evitar la delincuencia.

“Pues no van a llevar gorra, pero eso no impide que puedan cargar pistolas o cuchillos, la gente ya no viene a la Central por la inseguridad”, señaló.

Mencionó que lo que se debe de hacer es aumentar la presencia de policías para garantizar seguridad a comerciantes y visitantes.

José Ramón Amieva indicó que se reforzará la presencia de policías en un 50%, además se establecerán filtros de seguridad en los accesos a la CEDA, se prohibirá el consumo de alcohol en las áreas comunes y no se permitirá que laboren carretilleros que no estén debidamente identificados.

También, se buscará que los 12 mil carretilleros cuenten con un gafete que contenga un código QR para su constante verificación.