Consecuencias de la política migratoria de Trump: niños puestos en jaulas llorando por sus padres.

Consecuencias de la política migratoria de Trump: niños puestos en jaulas llorando por sus padres.

junio 20, 2018 Off By

La frontera de Estados Unidos y México alberga un drama humanitario ante el que el presidente se mantiene firme.

Las lágrimas de decenas de niños que han sido separados de sus padres inundan la frontera entre Estados Unidos y México. No hay consuelo, buscaban un futuro mejor, pero la realidad les espera tras los barrotes de las jaulas en los centros de internamiento.

Los más pequeños no entienden por qué no están sus padres con ellos, dónde está su consuelo o cuándo acabará ese calvario. Esperan en centros de internamiento mientras sus padres permanecen detenidos tras haber intentado cruzar ilegalmente la frontera estadounidense. Es la política más férrea de Donald Trump, inhumana para muchos.

El Gobierno de Trump ha decidido procesar penalmente a todos los que entren de forma ilegal en el país, lo que, en la práctica, supone que los manda a prisión a la espera de juicio mientras sus hijos pasan a ser «menores no acompañados» que han de ir a un centro de internamiento.

Al menos 2.000 menores han sido separados así de sus padres en solo seis semanas. Dentro de esas cárceles de niños se permiten dos llamadas telefónicas a la familia a la semana, de menos de diez minutos e incluso se separa a los hermanos, que solo pueden verse una vez a la semana.